Análisis – Diablo III: Eternal Collection para Switch

Análisis –  Diablo III: Eternal Collection para Switch

Diablo III es uno de esos juegos que parecen haber nacido para Nintendo Switch. Sus cinco actos y siete clases son todo lo que necesitamos para gastar cientos de horas pegados a la consola híbrida. A esto debemos sumar que Diablo III: Eternal Collection tiene todo el contenido lanzado para otras plataformas y la armadura de Ganondorf que, para nosotros, da un toque genial a nuestro personaje.

Y sí, sabemos que el juego tiene años en el mercado, pero volvemos a lo mismo, ¡es perfecto para Switch! Vale la pena regresar a la aventura aprovechando la versatilidad de la consola.

Demonios de bolsillo.

Cuando recibimos el juego teníamos una idea clara de qué esperar al jugarlo en el televisor, así que decidimos completar los actos 1 y 2 en modo portátil. Tremenda joya. Comencé la partida con un cazador de demonios, y vaya que disfruté haciendo rachas de eliminaciones para subir algunos niveles.

Diablo III: Eternal Collection

Hablando de mecánicas, seguimos ante el mismo Diablo III que disfrutamos en otras consolas. Lo interesante cuando lo tomamos en modo portátil, es que con sus 720p, no hay caídas notables aun cuando nos rodeaban los enemigos o damos grandes saltos cargados de ataques.

Quienes han jugado Diablo saben que leer es sumamente importante, y por suerte, tanto las letras como los números son totalmente legibles tanto en el televisor como en la pantalla de la consola; en cinemáticas, diálogos y opciones del menú.

En nuestro regreso al santuario tuve la oportunidad de probar el modo multijugador local, que seguro se convertirá en uno de los ganchos de esta versión, pues de nuevo, hacerlo en modo portátil suma bastantes puntos. En nuestro caso utilizamos la pantalla dividida en el modo sobremesa de la consola, pero también es posible enlazar hasta cuatro consolas para que cada guerrero disfrute la misma aventura en su propia consola.

El mismo infierno.

Cabe mencionar que Diablo III: Eternal Collection para Switch no tiene nada que envidiar a otras consolas. El juego corre de maravilla. Y aunque el modo sobremesa solo cuenta con 960p, en ningún momento notamos que los gráficos fuesen malos.

También debemos mencionar que el juego cumple con los 60fps que Blizzard prometió desde semanas atrás. El único detalle es que el menú de inventario no es tan manejable como en la versión para PC. Por otra parte, el combate sí está súper bien adaptado. Además, el segundo joystick ofrece más movilidad para esquivar golpes como auténticos guerreros.

Conclusión.

Como seguidores de la franquicia desde su primera entrega, podemos decir que Diablo III goza de la misma comodidad ofrecida en PC u otras consolas.  Es sumamente recomendable para todos los que quieran revivir esta épica aventura, para quien guste de lo RPG o simplemente busque exprimir al máximo el modo portátil de su Nintendo Switch.

La fórmula del juego parece haber sido diseñada pensando en la consola de Nintendo, mientras que su apartado gráfico cumple con creces lo prometido por Blizzard.

Diablo III: Eternal Collection llegará a Nintendo Switch este 2 de noviembre.

Mi vida comenzó como juego de rol; hoy soy un publicista adicto a los videojuegos. También transmito en Twitch, pero solo los sábados. Sígueme en Twitter como @ArtierMX.

Lost Password