Assassin’s Creed Odyssey Review

Admitámoslo. La gran mayoría (si no es que todos), dudamos cuando Ubisoft anunció que estaba trabajando en un nuevo Assassin’s Creed para este año. El clamar de la mayoría de mis amigos gamers, y de varios dentro del equipo de Player Next Levelno fue muy alentador, ya que creíamos que volveríamos a vivir las entregas anuales por parte de Ubi, las cuales parecían solo una actualización del anterior. Y, si bien Odyssey no es la graaaaaan actualización, en arte gráfico y mecánicas (si, sabemos que el sigilo y los asesinatos son el pan nuestro de cada Assassin’s Creed) que vimos en Origins, es una evolución del género bastante interesante. ¿Cómo logró Ubisoft reinventar algo tan desgastado? Vayamos a verlo.

THIS IS SPARTA!!!

 

Assassin’s Creed Odyssey nos transporta a una Grecia viva. Estamos tan acostumbrados a ver las escenas con las grandes edificaciones blancas o grisáseas griegas, que sorprende para bien el ver los escenarios tan coloridos con los que nos encontramos en Odyssey. En esta edición, podremos elegir entre ser hombre o mujer, algo nuevo para la saga. Si bien, elegir entre Alexios o Kassandra no significa mayor cambio que el físico del personaje, la historia canón o el protagonista, mejor dicho, es Kassandra. Siendo hijo(a) de Myrrine, quién es nada más y nada menos que la hija del Rey Leónidas, nuestro destino está ligado desde nuestro nacimiento tanto por la tragedia, como por el linaje de héroe que corre por nuestras venas y que nos llevará desde ayudar a personas en desgracia, hasta salvar a la mismísima Grecia.

El juego empieza de una manera más que épica. Tomaremos el control del Rey Leónidas durante la Batalla de las Termópilas, para detener a la horda de guerreros persas que comanda Jerjes (Xerxes). De verdad les digo que esta escena, me puso los pelos de punta. Primero, porque soy muy fan de la historia, en especial de los diferentes conflictos que han existido (ya sean reales o de mitología); y segundo, porque estar en medio de una escena con tantos personajes alrededor, con tanta acción y que el juego y el combate sea tan fluido, me dio a entender que Ubisoft había trabajado muy bien en este juego.

Y ya que hablamos de ello, en definitiva creo que Assassin’s Creed Odyssey es el juego que mejor acción y mecánica de combates tiene. Todo fluye de una manera sencilla de controlar, sin complicaciones de comandos, y a la vez los combates son tan elaborados, que es una delicia combatir, correr y hacer parkour en montañas o nadar hasta un templo submarino. El juego toma elementos RPG, lo cuál le da un tono de frescura al mismo. Desde ir mejorando rama de habilidades conforme subimos de nivel, hasta encontrar las mejores piezas de armadura o armas para equipar a nuestro personaje. También, al caer en este género, las decisiones que tomemos afectarán el rumbo de nuestra historia, lo cuál siempre se agradece ya que si bien las historias podrían estar prefabricadas, injerir en ella le da un toque personalización a la experiencia de juego.

Dentro de las nuevas características que nos entrega Assassin’s Creed Odyssey, tenemos el Modo Exploración. Para todos aquellos que hemos jugado al menos un juego de la saga, sabemos como funciona: una línea de misiones principales, más un puñado de misiones secundarias y de retos y/o coleccionables que conseguir. Todo esto, marcado en el mapa conforme vamos encontrando las Atalayas, edificios de gran altura desde donde podremos ‘sincronizarnos’ con el entorno y descubrir qué hay en los alrededores, seguido de una de las marcas del juego: el Salto de Fe. En Odyssey, podemos jugar de esta manera tradicional, sin embargo la experiencia como el mismo juego indica, está hecha para disfrutarse en el Modo Exploración. Este modo nos adentra en un ambiente donde, para descubrir misiones secundarias o retos por completar, literalmente tendremos que descubrirlos. Nada de marcas en el mapa ni indicaciones a donde ir. Además, al recorrer los distintos escenarios del juego, misiones o personajes aparecerán y será nuestro decisión tomarlos en cuenta o no. Esto nos da una sensación de satisfacción y diversión, porque ahora no solo estaremos asesinando enemigos por el simple hecho de que pasamos junto a ellos, sino que lo haremos, para eliminar a un posible enemigo élite en potencia.

Además, también tendremos la “nueva” característica de los Phylakes, enemigos élite que, como buenos mercenarios, no dudarán en darnos casa si alguna persona le pone precio a nuestra cabeza. Pongo nueva entre comillas, porque este sistema se basa totalmente en lo que hemos visto en Middle-earth: Shadow of Mordor en su sistema Némesis, pero con un giro bastante interesante. Tal vez conocimos a alguno de estos mercenarios en algún punto del juego y preferimos no eliminarlo en ese momento. Pues bueno, en mi caso me tocó estar en un asedio a un fuerte (para no darles más spoilers de la historia), y en un momento de combate bastante intenso, este mercenario junto con otro más, se les ocurrió la grandiosa idea de ir por mi. Así que ya imaginarán la pelea tan épica que tuve que enfrentar (gracias, de verdad gracias Ubisoft por algo como esto). Como lo comenté anteriormente, cada decisión por pequeña que parezca, tendrá su consecuencia, tarde o temprano.

Y hablando de decisiones, Assassin’s Creed Odyssey nos presenta un sistema de diálogos dentro de cinemáticas muy bien logradas, que nos da un abanico de opciones a elegir. Dependiendo de nuestra elección, alteraremos ciertas acciones del juego. Además, dentro de estas conversaciones podremos encontrar algunas opciones de respuesta que tendrán un corazón, esto es porque podemos entablar una relación amorosa con dicho personaje. Cabe aclarar que estas relaciones no están limitadas al género opuesto, por lo que puedes ser toda una mujer mercenaria conquistadora de hombres brillantes o grandes soldados, o un fuerte guerrero espartano bisexual que le tirará la onda a cualquier persona que encuentre interesante. Palomita en esto porque finalmente, las características que tratan de hacer a un juego real, reflejan valga la redundancia, la realidad de nuestras vidas.

Todo miel sobre hojuelas hasta el momento pero, ¿qué hay de malo con el juego? Pues poco, pero presente. Primero, si bien los combates son muy muy épicos, la inteligencia artificial de los enemigos, fuera de las escenas de combate es muy pobre. Esto no es un error de Odyssey, sino de toda la saga, desde Black Fang a la fecha. Además, las escenas cinemáticas donde podemos tomar decisiones en el diálogo, tiene muy poca profundidad. Si lo comparamos con grandes entregas donde existe esta opción, como la saga Mass Effect Star Wars: Knights of the Old Republic (ambas sagas de BioWare), se queda corta, cortísima diría yo. Pero, al ser esto algo enteramente nuevo en Assassin’s Creed, me queda la dicha de que esto mejorará en un futuro. Y por último, la historia de Abstergo prácticamente queda en el olvido. No es como que esta historia tenga mucho que aportar, ya que fuera de la saga de Ezio, esta trama ha ido de más a menos. Sin embargo, tal vez para los muy fans y puristas de la saga, esto puede ser algo muy malo.

En conclusión, podríamos estar ante el mejor juego de la saga de Assassin’s Creed, todo dependiendo del cristal con el que lo mires. Si eres un fan de la saga y has seguido su evolución desde Altaïr hasta Alexios/Kassandra, encontrarás que este es el juego que encaja menos en la saga de nuestros asesinos favoritos. Sin embargo, si buscas una experiencia nueva, fresca, en un universo de mundo abierto donde nos cuenten (para variar) pedazos de la historia de cómo se formó La Orden de los AsesinosOdyssey es la mejor opción de la saga (personalmente, lo pondría sólo detrás de Black Fang, porque nada puede superar a un juego con Asesinos, Barcos, Piratas y sexo en la mesa de una taberna. Nada). El juego le da un refresco a la saga, mismo que inició con la anterior entrega, Origins, sin dejar de lado el tono histórico y la guerra entre Asesinos y Templarios, por el mundo libre. En definitiva, este es un juego que sí o sí debes de tener en tu biblioteca, seas fan o no de Assassin’s Creed, ya que es una experiencia deliciosa de jugar y lo comprobarás, en cuanto disfrutes el primer combate.

Good

  • Historia bien plasmada
  • Combates muy bien elaborados y fluidos
  • Acción y mecánicas de juego casi perfectas
  • Las decisiones afectan nuestra experiencia de juego
  • Gran arte gráfico y sonidos ambientales
  • El modo exploración le da un giro a la saga
  • Personalidad y carisma de los personajes

Bad

  • Pobre IA de enemigos
  • Opciones de diálogos poco profundas
  • Sale del esquema de la saga
9

Amazing

Dark Knight lv32. Ingeniero Godín. Escritor borracho en FB. Director de Edición y Redacción en PlayerNextLevel. Fotógrafo de nachos en Instagram.

Lost Password