Battlefield V Review

Battlefield V nos muestra un lado poco conocido de la Segunda Guerra Mundial con sus Historias de Guerra, el modo campaña que vuelve a plantear lo visto en Battlefield 1, su predecesor.

Así pues, la nueva entrega nos transporta a cuatro momentos del conflicto que puso al mundo en guardia, esto a través de diferentes actos: Bajo ninguna bandera, que se desarrolla en África del Norte durante 1942, donde controlaremos a uno de los primeros soldados de las fuerzas especiales del Reino Unido; Nordlys, la historia de una madre y su hija que habitan en la Noruega ocupada de 1943; Tirailleur, un relato sobre los soldados africanos de las colonias francesas que lucharon en la Provenza de 1944 para liberar Francia; y The Last Tiger, un capítulo adicional que nos permitirá controlar a un comandante alemán y su poderoso tanque, que llegó el pasado 20 de noviembre.

La narrativa del modo historia es sumamente buena, e incluso me hizo investigar un poco más para terminar de casarme con la experiencia del juego. Lo negativo recae en lo repetitivo de los capítulos, siempre con una parte en sigilo, otra para destruir o capturar algunos puntos y una batalla final para agregar adrenalina a la ecuación. Lo rescatable es que nosotros elegimos el orden del día en cada misión.

Al igual que en Battlefield 1, tenemos –casi- todos los objetos del escenario a nuestra disposición para conseguir el éxito, algo útil si utilizamos nuestra imaginación al momento de avanzar en la aventura, donde encontraremos distintos tipos de enemigos: médicos que reviven a los soldados caídos, personal de apoyo con armas pesadas, soldados de asalto con equipamiento más común, de francotiradores que funcionan como soldados de reconocimiento, soldados con lanzallamas y claro, comandantes.
Nota: La inteligencia artificial se vuelve un tanto compleja a partir de la dificultad media. Enjoy.

Terminar la campaña nos tomó alrededor de 6 horas, aunque claro, el tiempo puede variar dependiendo la dificultad o las habilidades de cada jugador. Después de ver los créditos nos dimos a la tarea de debatir: ¿Valió la pena? La respuesta contundente fue “sí, pero no fue tan memorable como en Battlefield 1”.

Mecánicas tan pulidas como un Tiger Nazi.

Esta nueva entrega recibió algunos cambios de jugabilidad que lo convierten en un buen FPS y un gran sucesor para la franquicia. De entrada, la trayectoria balística ofrece mayor precisión en los disparos y el modo multijugador cuenta con un sistema de fortificaciones que te permite colocar desde un alambre de púas hasta sacos de arena, puentes o el erizo checo. Vaya forma de estimular nuestra imaginación bélica. Eso sí, necesitarás mucha comunicación con tu equipo para sacarle todo el provecho posible.

También tenemos el manejo de vehículos, que pese a las dificultades con el manejo de cámara, es mucho muy divertido, sobre todo con los voladores al momento de entrar en batalla aérea con un sistema de comandos de eje invertido.  Sí, suena un poco viejo, pero es que la fórmula es casi infalible.

Para entrar de lleno al modo multijugador primero debemos resaltar sus 3 pilares principales: Conquista, el modo más frenético del juego que consiste en capturar y retener banderas en varios puntos del mapa; Grandes Operaciones, donde participaremos en un  gigantesco conflicto con hasta 64 jugadores, y en distintos modos de juego; e Infantería, un formato más pequeño sin vehículos con modos de juego como Dominación y Team Deathmatch, entre otros.

Cada uno cuenta con grandes dosis de acción a lo largo de ocho mapas: Campo de acero, Arrás, Hamada, Róterdam, Narvik, Aeródromo, Devastación y FJELL 652. Antes de iniciar la búsqueda de partidas podrás seleccionar el modo de juego que más te guste, aunque esto no suma puntos porque está disponible en casi todos los juegos del género.

El modo multijugador cuenta con cuatro tipos de soldado: Asalto, apoyo, médico y explorador. Cada uno cuenta con arquetipos que puedes personalizar a tu gusto para mejorar la experiencia de juego.

Algo importante que debemos resaltar es la ausencia de contenido de paga. En Battlefield V puedes conseguir todo, desde los nuevos arquetipos hasta una skin para tu arma favorita, simplemente jugando. Así que éntrale sin miedo, porque entre más juegues más podrás personalizar a tu personaje. Bien ahí, DICE.

Entre más veo más me ambiento.

Es bien conocido que la franquicia goza con un apartado gráfico reluciente, y Battlefield V no es la excepción. Esta entrega repite la fórmula del éxito: una buena mezcla de audio con visuales que te harán brillar los ojos. Esto se nota dentro del campo con explosiones muy detalladas y un proceso destructivo sobre los edificios que se más realista que en lanzamientos pasados.
Esta reseña fue escrita con la versión para el PlayStation 4 estándar, y pese al buen acabado visual, nos fue posible notar algunas caídas de cuadros. Nada que afecte la experiencia de juego pero sí es importante mencionarlo. Aunque no dudo sea solucionado con los próximos parches.

Vamos a la guerra.

Battlefield V es un gran FPS. Cuenta con ligeros cambios de juego que lo hacen más divertido, pero ninguno lo suficientemente grande como para hacerlo brillar por su cuenta. Por su parte, el modo campaña nos hace reflexionar sobre las atrocidades de la guerra gracias a su narrativa, pero se vuelve un poco repetitivo. Personalmente no creo volver a tocar la campaña.
Y algo que debemos resaltar es la ausencia de contenido de paga. Esto suma algunos puntos para el juego.
¿Qué si lo recomendamos? ¡Claro! Battlefield V es un título que no puedes dejar pasar, sobre todo si buscas divertirte junto a tus mejores amigos.

Good

  • Las fortificaciones en multijugador
  • Buen apartado visual
  • Sin contenido de paga y con próximos DLC gratis

Bad

  • Campaña repetitiva
  • Pocos actos por ahora
8

Great

Mi vida comenzó como juego de rol; hoy soy un publicista adicto a los videojuegos. También transmito en Twitch, pero solo los sábados. Sígueme en Twitter como @ArtierMX.

Lost Password