Call of Duty: Black Ops 4 Review

Call of Duty: Black Ops 4 ha llegado, y con él, una nueva forma de ver a la mítica franquicia, que ahora se enfoca únicamente en la experiencia online. Que siendo sinceros, es el cambio más natural que pudo haber sufrido. Pero claro, esto no será del agrado de muchos. Incluso nosotros hemos quedado con una incómoda sensación después de algunas horas de juego; Sin embargo, hay muchas cosas que sí están, como el icónico modo multijugador, el cooperativo contras zombis y Blackout, una batalla campal diseñada al estilo de Call of Duty.

Debemos recordar que la franquicia está a cargo de distintos estudios para garantizar su lanzamiento anual, y 2018 fue el turno de Treyarch.

El estudio tuvo que enfrentar una difícil tarea: Mantener a su mercado cautivo, captar nuevos jugadores y recuperar a aquellos que cambiaron al barco de los battle royale.

WELCOME TO THE PARTY.

Comenzamos por la adrenalina del multijugador. CoD BO 4 cuenta con un estilo de juego más cercano al de sus mejores entregas, con opciones de control simplificadas que dejaron de lado a los dobles saltos, las carreras por las paredes y demás. Eso sí, todo con historia. Treyarch ambientó el juego entre las entregas 2 y 3 de la serie, lo que explica la ausencia de dicha tecnología. No obstante, el juego continúa lo visto en Black Ops 3, con personajes capaces de utilizar habilidades únicas al mero estilo de un hero shooter como Overwatch o Paladins. Es decir, las clases jugables cuentan con habilidades secundarias (granadas, minas, escudos, etc) y una habilidad especial que se cargará conforme realizamos bajas al equipo contrario.

Los personajes responden a roles de batalla como apoyo, ataque o defensa, de forma que las mejores jugadas solo sucederán si se trabaja en equipo, con estrategia y jugadores complementándose en el campo de batalla. Suena guay, ¿no? ¡Lo es! Esto deja un poco de lado el factor competitivo para crear una auténtica hermandad de la guerra. Desafortunadamente no hay tantas opciones y la personalización de las clases queda lejos de ser numerosas; aunque bueno, cumplen y eso nos basta… Por ahora.

CoD - Black Ops 4 - MultijugadorLas batallas toman lugar en 14 localizaciones. Nada mal. Sin embargo, los jugadores veteranos reconocerán 4 de los escenarios, que fueron traídos de entregas pasadas. ¿Qué pasó ahí, Treyarch? Eso sí, debemos reconocer que los 10 mapas nuevos sí cumplen, y con creces.

Cada mapa fue diseñado siguiendo la fórmula clásica: 3 carriles para atravesarlos y enfrentamientos normales en ciertas zonas. Pero ojo aquí, que el estudio añadió pequeñas sorpresas, como pasajes “secretos” para cruzar de un pasillo a otro o alcanzar el centro del mapa de forma sorpresiva.

El multijugador cuenta con 8 distintos modos de juego, que van desde el clásico team deathmatch hasta control y novedades como el modo Atraco, que es un enfrentamiento 5 contra 5, sin posibilidad de respawn y con la misión de extraer (o evitar que capturen) un maletín lleno de dinero. En cada ronda podremos comprar artículos (como armas, chalecos o munición) para facilitar nuestra misión, pero ojo con las compras, porque el dinero escasea.

Sumado a los modos de juego, el multijugador cuenta con una especie de mini campaña que nos permite practicar sus movimientos. Esto lo hace de manera simple con un tutorial en video, uno interactivo y una –demasiado fácil- partida contra bots, que incluye escenas con el origen del operador en turno, y la historia del propio juego.

Algo para agradecer es que, de momento, desaparecieron las cajas de botín. Ahora los desbloqueables llegarán al cumplir ciertos desafíos por sesión o subiendo de nivel. Que, por cierto, cada modo de juego cuenta con su propio nivel de experiencia, por lo que no será necesario jugar todo para conseguir los personalizables de nuestra modalidad favorita.

APPROACHING THE DROP ZONE.

Sin duda, el elemento más esperado fue Blackout, una batalla campal donde, como seguro sabes, debemos sobrevivir hasta que no queden enemigos en pie, ya sea solos en equipo con uno o tres amigos. Quizá no suene distinto a otros exponentes como PUBG o H1Z1, pero podríamos estar ante el battle royale más pulido del mercado, con un buen tamaño de mapa, ausencia de errores y con nulos fallos en la conexión.

Este podría ser el comienzo de algo grande para la serie y la revolución de uno de los géneros más populares del mercado. Todo dependerá de cómo apoyen este modo de juego, y de si Activison es capaz de hacerlo evolucionar a la par de competidores como Fortnite.

En este punto debemos destacar la adaptación de viejas localizaciones de la saga, y lo bien que han aprovechado los recursos para dar vida a un juego tan bien realizado, donde todo es acción pura. Sin elementos de construcción o configuraciones aleatorias; sin embargo, cuenta con el característico sistema de combate Call of Duty, y pequeños toques únicos como la aparición de zombis y perks temporales.

 

Si eres fanático del género battle royale, Call of Duty: Blackout es para ti.

A nivel gráfico debemos reconocer que no es la joya de la corona, pero vamos, que un mapa tan extenso con hasta 100 jugadores, vehículos y 60 imágenes por segundo en todas las plataformas, requiere sacrificios.

I WILL SURVIVE.

La tercera –y última- modalidad es, por supuesto, los zombis. Con tres mapas diferentes, el nuevo CoD: Zombis ofrece nuevas formas de jugar, la posibilidad de entrar en modo solitario e incluso elegir niveles de dificultad. Eso y Estampida, un nuevo reto que nos pondrá cara a cara ante oleadas de zombis, dejando de lado los rompecabezas y la recogida de objetos.

Dos de los tres escenarios comparten trama y personajes, mientras que el tercero es un refrito de entregas pasadas. Los dos nuevos nos llevarán hasta un barco similar al Titanic y a una especie de coliseo romano –que dará pie a los DLC-. Aquí encontrarás nuevas clases de personaje, armas especiales y otra forma de progresar en los niveles.

Además, el modo zombis recibió cuidado extra en la narrativa y la atención al detalle. Quizá Treyarch le metió más ganas para compensar la falta de campaña.

APARTADO TÉCNICO.

Call of Duty: Black Ops 4 no es el lanzamiento más estético de la generación, pero es divertido como ningún otro. No cuenta con mucho nivel de detalle, y algunas texturas tardan mucho en cargar, por lo menos en Blackout y multijugador. Eso sí, la estabilidad está presente en cada modalidad. En estos días no enfrentamos un solo problema de conexión o retraso en las partidas.

Los efectos de sonido son bastante aceptables, aunque la banda sonora puede pasar muy desapercibida.

PNL Opina

Dr. Batman – “Call of duty es una franquicia que se ha subido al carro del battle royale, creemos que requiere actualizaciones constantes, eventos y darle un mejor servicio de servidores, tal vez una campaña aunque fuera corta, le hubiera dado un añadido, más allá del modo zombies.”

CONCLUSIÓN

La nueva entrega de la franquicia será recordada por ser la primera que omite la campaña, pero también por ser la que más ha escuchado a los jugadores. Y ojo, que la falta de historia sí deja un hueco gigante, pero creemos que es compensada con creces gracias al resto del contenido. Pero, decidir si esto es suficiente dependerá de cada quien. Por otra parte, seguimos ante lo frenético de la franquicia, con un control mucho más pulido que, sin duda, nos dejará enganchados por los próximos meses.

Good

  • El battle royale más pulido del mercado.
  • Un control más simplificado.
  • Sistema y conexión muy estables.
  • Acción frenética muy divertida.

Bad

  • No hay campaña.
  • El apartado gráfico puede mejorar
9

Amazing

Mi vida comenzó como juego de rol; hoy soy un publicista adicto a los videojuegos. También transmito en Twitch, pero solo los sábados. Sígueme en Twitter como @ArtierMX.

Lost Password