Middle-Earth: Shadow of War Review

¡Talion y Celebrimbor siguen su odisea de venganza en contra de Sauron!

No había jugado nada relacionado al universo de J. R. R. Tolkien desde The Return of the King en PS2. Aquellos juegos de EA eran un cariñoso homenaje a los hack n slash más populares de los 80s y 90s, como Gauntlet, aunque pecaban de volverse muy repetitivos. Más de una década después, me encuentro ante este coloso llamado Middle-Earth: Shadow of War, disponible desde hace dos semanas en Xbox One, PS4 y PC. Secuela del galardonado Shadow of Mordor (2014), el relato continúa la odisea del ranger Talion y el espíritu del elfo Celebrimbor, en su búsqueda de forjar un nuevo anillo de poder para acabar con Sauron.

Shadow of War mantiene el mismo gameplay de su predecesor: un juego de acción y aventuras. Recorrerás cinco áreas impecablemente diseñadas como Minas Ithil, Cirith Ungol, Gorgoroth y Nurn, cada una con distintos objetivos a cumplir. Uno de los más divertidos, es localizar y exterminar cada uno de los comandantes orcos para obtener habilidades nuevas, equipo mejorado o experiencia para subir de nivel. Estas acciones nos llevan a la cualidad más interesante de todo el juego: el sistema Nemesis. A lo largo de la aventura, generarás rivalidades o alianzas con los demás NPC del juego. Por ejemplo, algún comandante que logró eludir la muerte, volverá a atacarte con un nivel más alto u otro que se haya retirado de la batalla, podrá emboscarte en cualquier momento mientras deambulas por la región. Mejor aún son las estrategias aplicadas a los combates donde debes recuperar alguna fortaleza. Es una característica única que más títulos deberían adoptar para dar más variedad y sorpresa a la acción.

Aunque la historia principal será muy corta para algunos jugadores, existe la suficiente rejugabilidad en Shadow of War, pues los side quest abundan y los encuentros online son un desafío que deben probar.

Otro gran punto a su favor, es la sencillez para personalizar los atributos de Talion. Justo como en los clásicos de PS2, tu personaje sube de nivel como en cualquier RPG, puedes decidir que nuevas habilidades o ataques desbloquear sin ningún menú complicado y puedes mejorar tu equipo conforme hayas derrotado ejércitos orcos. Sin embargo, aquí nos encontramos con el primer y más grave problema de todo el juego: las microtransacciones. Sin ser obligatorias o sin disminuir el ritmo del juego, resulta molesto que los mejores equipos, se compren con dinero real, a menos de que estés dispuesto a pasar horas en el grindeo de monedas virtuales. Estas recompensas deberían desbloquearse conforme se avanza y gracias a tus habilidades, no con el desliz de una tarjeta de crédito. Lástima ahí.

Por supuesto, Shadow of War tiene una dificultad considerable sin llegar a lo frustrante. Existen momentos donde hordas de orcos aparecerán en pantalla y las batallas finales con cada general, son encuentros emocionantes. Aunque gracias a un sencillo sistema de counter, técnicas de evasión que irás desbloqueando y un quick time event que te salvará el pellejo al último instante, tienes muchas opciones de mantenerte en pie. Incluso aprenderás a dominar cada bestia para abrirte paso entre los enemigos.

 

Precisamente otro punto débil del juego es la falta de variedad en tus contricantes. Sí, es genial navajear 500 orcos iguales pero a la larga cansa. La mayor integración son los Nazgul, quienes ayudarán a los ya difíciles jefes. Eso sí, cuando enfrentes a tu primer dragón, prepárate para uno de los momentos más emocionantes en la historia de los videojuegos. ¡Joya!

PNL Opina

DrBatman: Shadow of War nos presenta la continuación directa de la aventura anterior, mejorando en todo sentido y destacando en la fluidez de los combates y su árbol de habilidades, donde realmente se nota una evolución del personaje. El sistema Némesis, es el verdadero boom tecnológico en esta entrega, y nos damos cuenta, conforme avanzamos en la historia, que los orcos son quienes se roban el show. Lo único que no me gustó, fue el sistema de looteo o recompensas, en donde tienes que pagar por avanzar, o farmear horas y horas.

Con unos valores de producción increíbles, gráficos estupendos, controles precisos y en esta ocasión, con un gran doblaje latino (el cual por cierto, es muy variado hasta en los ambientes), además de celebrar una ambición bien concretada, Shadow of Mordor es el inicio perfecto para cerrar con broche de oro el 2017. ¡No se lo pierdan por nada!

 

Good

  • El sistema némesis le da muchas posibilidades al juego.
  • Valores de producción impecables.
  • Control sólido y acción constante.
  • Personalización sencilla.

Bad

  • Las microtransacciones.
  • La historia se torna predecible.
9

Amazing

Lost Password