Sea of Thieves Review

En Sea of ​​Thieves, RARE ha creado un ecosistema para historias emergentes y juegos dinámicos que es difícil de encontrar en otros lugares. Ya sea que juegues solo o con amigos, la variedad de experiencias a las que te expondrás no tiene límites, y la forma en que eliges interactuar con las situaciones y los escenarios en los que te encuentras puede afectar drásticamente la forma en que se desarrollan esas aventuras.

Debido a este enfoque en la narrativa, no hay una historia formal a seguir. Comenzarás recogiendo viajes de una de las tres Compañías de Trading, cada una especializada en un cierto tipo de búsqueda. Los Gold Hoarders ofrecen la caza del tesoro ‘X Marks the Spot’, la Order of Souls te envía a luchar contra escuadrones de esqueletos piratas, muertos hace mucho tiempo, mientras que Merchant Alliance quiere que ayudes a construir un imperio económico, principalmente capturando y distribuyendo el botín.

El juego te da la libertad de seguir a cualquiera de las 3 facciones, e irte haciendo de una buena reputación con cada una de ellas. Así, lograremos desbloquear nuevas y más desafiantes misiones, así como un mejor equipo para éstas mismas. De manera bastante brillante, si bien hay una restricción de nivel para comprar ciertas misiones, no hay tal límite sobre a quién llevas contigo. Cualquier miembro de la tripulación puede sugerir un viaje durante una reunión en la bodega de su barco, lo cual permite que un jugador de alto rango puede realizar una búsqueda rara e invitar a jugadores novatos a que lo acompañen. Al final, las recompensas se comparten por igual, por lo que el juego nos permite echar la mano a aquellos jugadores que van iniciando.

Estructuralmente, los MMO son la comparación más cercana a lo que ofrece Sea of ​​Thieves, pero esta épica historia pirata carece del sistema de búsqueda que abunda en ese género. Aquí, es una base de exploración, inventiva y experimentación que proporciona progresión y diversión, y el juego es mucho más enfocado en ello.

Los controles inicialmente parecen desalentadores, pero pronto nos damos cuenta de que RARE ha desarrollado el juego con opciones de diseño inteligentes. De pronto, nos vemos abrumados con tantos elementos presentas en la rueda de herramientas, sin embargo, todo tiene un por qué. Como ejemplo, podemos hablar de los instrumentos musicales que, si bien parecen algo sin sentido, realmente serán de gran ayuda contra algunas criaturas, ya que al tocar una melodía, podemos tranquilizar y hasta domesticar a dicha bestia. Cada elemento dentro de Sea of Thieves tiene un propósito y, descubrirlo, es parte de la belleza del juego. Por cierto, si solo quieres comenzar a tocar melodías en tus instrumentos, puedes agregarlas al ambiente del juego de una manera maravillosa. Cuantos más jugadores en un equipo se sumen a una actuación improvisada, más complejas se vuelven las melodías y sub-armonías, una forma hermosa de jugar con la suite musical de Sea of ​​Thieves.

También hay toneladas de personalización a nuestra disposición, del ‘generador infinito de piratas’ que te recibe cuando arrancas el juego por primera vez, ofreciendo una selección rápida de modelos de personajes y la gran cantidad de accesorios que puedes ganar para modificar tu aspecto dentro del juego. Agradablemente, cada artículo es universal, así que espera ver a unas cuantas damas barbudas o caballeros deportistas en alta mar. Los barcos están igualmente abiertos para rediseñar, pero las nuevas piezas de personalización son considerablemente más caras que los artículos de disfraces, lo que requiere que tomes varios desafíos antes de que puedas dominar tu viaje.

Si bien, Sea of Thieves te ofrece participar de él en un modo solitario, la verdadera frescura y maravilla del juego es hacerlo con tus amigos. Hasta las misiones más pequeñas, son complicadas de manejar por nuestra cuenta y es que, tiene sentido, enfrentar a los peligros del océano, no es trabajo para un solo marinero. Dirigir el curso de nuestro navío, ajustar las velas, reparar daños y beber grog, no es tan fácil y divertido, estando solo.

En este punto, eso es tanto una debilidad como una fortaleza para el juego. Es mucho más atractivo tomar este mundo como parte de un equipo, pero hacerlo requiere una organización mucho más real que simplemente saltar en línea para jugar cada vez que estés libre. No existe un sistema de emparejamiento real en este momento, aunque puedes invitar a cualquier persona que conozcas en el juego para que se una a tu equipo. Es un equilibrio complicado: jugar con randoms completamente puede ser frustrante si no hay acuerdo sobre qué hacer o consenso sobre el estilo de juego, sin mencionar el potencial de abuso en línea entre extraños, pero tener que navegar solo porque ningún amigo está en línea es un dolor de cabeza.

También vale la pena señalar que, al momento de escribir esta reseña, algunos jugadores han tenido problemas con Sea of ​​Thieves desde que los servidores se activaron. La dificultad para iniciar sesión o ciertos enemigos relevantes para misiones que no se están generando parecen ser problemas comunes. Personalmente, más allá de tomar ocasionalmente un poco más de tiempo de lo que me gustaría en cargar la partida, ha sido fácil iniciar y jugar. Sin embargo, mi experiencia positiva puede ser una minoría allí, y RARE ha reconocido los problemas que debe abordar en el futuro. Los jugadores más cautelosos tal vez decidan esperar a que se solucionen los problemas iniciales antes de zarpar.

La naturaleza completamente abierta de Sea of ​​Thieves también crea otro problema menor, en el sentido de que puede ser difícil interactuar con contenido emergente si no emerge. Jugando solo o con amigos, todavía tengo que encontrarme con un kraken, la gigantesca bestia marina que se esconde bajo las olas, o (algo milagrosamente) tener una escaramuza con otras tripulaciones.

Sin embargo, es saber que esas experiencias esperan, junto con tentadores misterios insinuados durante todo el juego. Estoy convencido de que hay algo más en el Ferry of the Damned, más allá de ser un campo de concentración antes de reaparecer después de la muerte, que me sigue llamando al océano. RARE ha creado un mundo que pide ser explorado, y premia a los jugadores cuando ceden a la canción de esa sirena.

Conclusión

Con RARE habiendo pasado la mayor parte de la última década asociado más estrechamente con la franquicia de Kinect Sports que con los caprichosos e ingeniosos gustos de sus primeros años, Sea of ​​Thieves se siente como un regreso a la fórmula tradicional. Está repleto del encanto y el humor característicos del estudio, al tiempo que ofrece infinitas oportunidades para la aventura. Tal vez Sea of Thieves no sea para todo el público, entre ellos las personas que no les gusta socializar mucho.

Si eres padre de familia, este juego es altamente atractivo para los niños en casa, siempre y cuando jueguen con sus amigos en línea, de lo contrario, se verán abrumados ante tantas opciones y se sentirán frustrados cuando no se puedan organizar para al menos hacer zarpar su barco.

Como lo comente párrafos arriba, la necesidad de interactuar y cooperar con otras personas es la debilidad y fortaleza del juego. Tomen en cuenta que necesitan tener activa su cuenta de Xbox Live Gold para poder jugar en línea. La diversión o frustración del juego dependerá de su interacción y organización con los demás jugadores, así que formen su tripulación y naveguen juntos para vencer todos los retos que el juego les presente.

Good

  • Mundo pirata enormemente imaginativo y expansivo
  • Recompensa la creatividad del jugador
  • Innumerables opciones de personalización

Bad

  • Más difícil para jugadores solos
  • Puede ser difícil reunir tripulaciones
  • Problemas recurrentes del servidor
8

Great

Lost Password