Especial: El auge del desarrollo independiente

Especial: El auge del desarrollo independiente

Los videojuegos independientes están viviendo la etapa más brillante de su existencia. Repasamos a los mejores exponentes y las razones para vivir experiencias realmente únicas al mando de tu consola favorita.

Siempre he creído que los videojuegos trascienden mucho más allá de ser un mero pasatiempo o una actividad divertida. Son una forma de expresión, una gama de emociones, un arte si se quiere.

Estoy de acuerdo en que buscamos grandes sensaciones, queremos ser súper humanos, salvar al mundo y enfrentarnos a las situaciones más desafiantes, sin embargo, existen otro tipo de experiencias, que son más sutiles, implícitas y te invitan a llevar tu intelecto un paso más hacia adelante.

Me encantan las producciones enormes pero debo reconocer que siempre he sido de los que les gusta explorar y conocer todo el espectro. Y eso es, precisamente, lo que proponen los videojuegos independientes. Una mezcla de mecánicas innovadoras, historias intrincadas y estilos artísticos únicos.

Por ello, hoy quiero invitarlos a que descubramos experiencias completamente distintas con los mejores juegos independientes que hemos visto en los últimos años. A por la introspección…

“Pienso que si haces algo y resulta ser una buena idea, entonces debes hacer otras cosas increíbles, no lo pienses mucho tiempo. Sólo descubre qué es lo que sigue.” Steve Jobs.

Braid y The Witness de Jonathan Blow

Es difícil crear una gran obra cuando no estás en lo más alto de la industria, pero el genial Jonathan Blow ya nos ha dado dos aventuras muy ingeniosas.

Braid revolucionó mucho en su debut en 2009; su principal novedad era la de manipular el tiempo y junto al resto de mecánicas minimalistas nos abrimos paso a través de un mundo que con su encanto y música nos llevan a cuestionar si un videojuego debería ser considerado una obra de arte.

En The Witness nos lleva a decidir lo que vivimos, nos deja solos en un mundo lleno de enigmas que solo podrás interpretar resolviendo ingeniosos puzzles. Un lugar en el cuál te puedes involucrar de la manera en la que desees, si prefieres ir a rápido a los acertijos o tratar de entender hasta el más mínimo detalle.

Super Meat Boy

Pocos videojuegos tan desquiciantes y adictivos; y como no si ya ha estado con nosotros por dos generaciones, llegando hasta la Nintendo Switch.

Y es que este juego de plataformas en 2D castiga tu falta de atención o cualquier distracción que tengas; sierras, abismos o espinas te harán caer una y otra y otra vez, aunque debo mencionar que en ningún momento tu muerte es injusta.

Celeste

El camino de Celeste ha sido como su argumento: han ascendido la montaña. Hablamos de uno de los nominados a mejor juego del año 2018, y es que la sensación de superación cada vez que superas un nuevo peldaño de esa montaña es insuperable; al igual que nuestro juego anterior morir es una situación constante, pero el juego no hace más que animarte a superar ese obstáculo. Y qué decir de los desafíos adicionales no querrás despegarte hasta apoderarte del juego.

 La maestría de Playdead: Limbo e Inside

Limbo fue el debut del equipo de Playdead en 2010 y ya nos dejaron ver su predilección por contar historias sombrías donde eres la víctima, lo más llamativo es su estilo tipo película de cine negro y mudo.

Con Inside el estilo es similar, nos encontramos en un mundo desolado pero cautivador donde nadie nos contará nada y debemos hacernos con las respuestas mientras nos percatamos de cosas que al principio no eran evidentes.

Journey

Uno de mis consentidos y la experiencia más contemplativa que he vivido con un videojuego. Eres tú y el desierto con un horizonte como destino, podría tratar de explicárselos, pero ni esforzándome podría transmitir con palabras las emociones que experimentas. Una narrativa fuera de lo común y una banda sonora magistral que acompaña a la atmósfera solitaria del juego.

Fez

Fez es un juego de contrastes: la última sensación que me genera es tristeza, pero es uno de los videojuegos más inteligentes que he tenido la oportunidad de catar. Es elegante y encantador con unos puzzles con soluciones genuinas, su creador nos dejó con ganas de una secuela, pues terminó abandonando el desarrollo de videojuegos.

Undertale

Pocos videojuegos consiguen crear un lazo emocional tan intenso, un juego muy singular a la altura del legendario Earthbound. Me parece aún más complejo de explicar que el resto de los títulos presentes, ¿por qué? lo dije antes, la manera correcta de explicarlo es: singular; por su aspecto extraño, diálogos con poco sentido y situaciones que para cada uno es adaptable y muy distinto. Si no lo han probado, ya se encuentra disponible en Nintendo Switch.

Gris

Es belleza por donde lo mires, es lo primero que salta a la vista pero en cuanto te pongas al mando te darás cuenta que es mucho más que una cara bonita. Un despliegue sonoro y visual que te pondrá las emociones a flor de piel, y que mejor que estar en la búsqueda de darle color a nuestro mundo, uno en el que viviremos los cambios de humor más variados y cautivadores gracias a las majestuosas criaturas, postales y criaturas que nos acompañan. Si son poseedores de un Switch, dense una oportunidad y si no lo son al menos dénsela a Berlinist, nunca se arrepentirán.

Como pueden ver las experiencias son muy variadas y desafiantes pero sobre todo únicas y especiales. Se me han quedado muchos a la espera como Firewatch, What Remains of Edith Finch, Return of the Obra Dinn, Stardew Valley, Owlboy, This War of Mine, Hollow Knight, Dead Cells … pero mi intención es que ustedes mismos vayan más allá de lo convencional y se adentren a una parte de la industria llena de creatividad y desbordante de genialidad.

Solamente puedo admirar y reconocer todo el trabajo que los desarrolladores independientes nos entregan con total pasión.

La vida es un juego, un juego muy serio.

Lost Password