The Legend of Zelda: Breath of the Wild – Review

Corrían las navidades de 1998, cuando Nintendo decidió valientemente liberar su proyecto más reciente, en una de sus mejores consolas, la Nintendo 64, en ella tuvimos la oportunidad de jugar, The legend of Zelda Ocarina of Time, uno de los mejores juegos de todos los tiempos, adelantado a su época en todos los aspectos….

En esta ocasión toca hablar del nuevo título de la mano del maestro de Eiji Onuma y el genio Shigeru Miyamoto, The Legend of Zelda: Breath of the Wild, prometiendo un nuevo juego de la saga digno, que estuviera a la altura de sus predecesores, pero… ¿habrán cumplido?

Este nuevo juego de desarrolla en Hyrule, con la diferencia de ser un mundo abierto, nos habla de un Link que despierta 100 años después y con la memoria perdida,  nos embarcamos a la aventura en este vasto y destruido mundo, tratando de reunir pistas y la única manera de lograrlo es explorar todo para saber que pasó a nuestro alrededor, la razón de nuestro despertar y lo más importante de todo, quién es esa voz que nos llama y nos guía con cariño.

Apenas comienza la aventura, es sumamente notorio el gigantesco mapa que nos tiene preparado esta entrega, apenas consigamos “La tableta de los Sheikas”, iremos encontrando personas que nos irán contando un rumor o lo que ellos han escuchado, de lo que ha ido ocurriendo (como en The Witcher).

Contamos también con la opción de poder entrar a los santuarios para obtener las habilidades de la tableta, como bombas infinitas, congelar el agua, detener un objeto por algunos segundos, es todo un reto masterizar todas las habilidades.

Durante las primeras horas de juego, prácticamente tendremos las herramientas necesarias para poder resolver cualquier acertijo y avanzar en la aventura, las nuevas mecánicas de mini mazmorras, nos plantean acertijos, que al resolverlos nos brindarán “orbes de valor”, que podremos cambiar por mejoras para Link, como aumento de fuerza, más corazones o mayor resistencia, será totalmente nuestra decisión qué clase de héroe seremos.

Algo que sorprende en esta entrega es la mecánica de cocinar, que nos permite curarnos, aumentar resistencias, potenciar ataques o estatus (como en Monster Hunter) hay que prepararnos para cada enfrentamiento si no queremos terminar muriendo una y otra vez.

Es un mundo abierto totalmente libre de explorar, podemos ir de lleno por las encomiendas de la historia principal y acabar el juego rápidamente en 15 horas aproximadamente o hacer misiones secundarias y mejorar nuestro equipo para que, cuando llegue el momento y estemos preparados, enfrentemos al jefe final; dato curioso es que, al terminar el tutorial del juego, ya podemos enfrentarlo (reto que parece casi imposible para ser una primera vuelta).

Este nuevo Link puede escalar desde el primer momento. Antes, en anteriores entregas, había que conseguir ciertos ítems o avanzar hasta cierto punto para conseguir la habilidad. Aquí es diferente, lo cual supone una gran ventaja pues extiende y llevala palabra “mundo abierto” a un nuevo nivel.

La curva de aprendizaje del juego tiene un ritmo, exquisito permitiéndonos poco a poco ir viendo la progresión de enemigos, con mecánicas más complejas, prepárense para morir muchas veces, debido a que si nos confiamos demasiado, el juego sabrá sacar ventaja y derrotarnos (al más puro estilo de lo que ocurre en la franquicia de Dark Souls). Algo que si es bastante lamentable, es lo fácil que son las batallas contra las Bestias Divinas, ya que con unos cuantos golpes, lograremos vencerlos, y de hecho da la sensación que enemigos que te encontrarás fuera, en el mundo abierto, son más fuertes que estos “seres divinos”.

El acompañamiento musical es maravilloso, compuesto de sonidos ambientales, como si realmente estuviéramos recorriendo los diferentes lugares de Hyrule, y escucháramos todo lo que hay a nuestro alrededor. Pero donde resalta todo esto, es en los combates, una excelente banda sonora que nos atrapará en cada pelea.

PLAYER NEXT LEVEL OPINA

Silverfox:

Definitivamente es el giro que necesitaba la saga, nuevas dinámicas, la inclusión de narración y una dificultad más elevada. En si la duración de la historia principal es muy corta, no más que la duración del Majora’s Mask, lo que puede darle larga duración es el tiempo de traslado la primera ocasión hacia los objetivos y la dificultad del juego, eso en cuanto a la historia principal, para aumentar la duración en general tenemos misiones secundarias y un montón de cosas por descubrir, el arte visual es simplemente hermoso, considero que finalmente Nintendo logró llegar a lo que intentaba desde Wind Waker, sus personajes secundarios son demasiado carismáticos, ayudándolos también su excelente doblaje latino, estoy seguro que este nuevo ‘Zelda’, será un parte aguas en este género.

Luis Roykh:

Hay un sinfín de libertades no sólo en diseño de niveles, pero en el cómo se realizan las acciones gracias a las físicas del juego. Las únicas limitantes son la dificultad, ya las batallas son de las más complicadas que ha tenido la franquicia y a pesar de las mecánicas tan sencillas que tienes al atacar, combinarlas todas y ejecutarlas a la perfección sin duda necesita de gran maestría. Por otro lado, la forma en que resuelves los acertijos en ocasiones requerirá que tengas gran dominio de la lógica y reglas universales que rodea al juego, por lo que deberemos hacer volar nuestro ingenio.
Podría seguir hablando de The Legend of Zelda: Breath of the Wild pero sólo puedo decir que este es un juego imperdible de la franquicia y para la historia de los videojuegos.

Han tenido que pasar 19 años y varios The Legend of Zelda, para poder tener una nueva leyenda que se tome un lugar privilegiado, en el pedestal de los mejores juegos de la historia, a partir de ahora estamos seguros que Breath of the Wild marcará un antes y un después, dentro de la industria.

Good

  • Gran Inmersión
  • Mapa Extenso
  • Diseño de Niveles
  • Mundo vivo

Bad

  • Falta de temas memorables
  • Caída de Fotogramas
  • Huecos Argumentales
9.8

Amazing

Lost Password