Final Fantasy XV – Review

PC PS4 Xbox One

LA ESPERA HA VALIDO LA PENA

Actualmente vivimos en una época donde las desarrolladoras realizan entregas anuales, que solo aportan cambios mínimos o se enfocan en un desarrollo competitivo y progresivo de ir consiguiendo mejores ítems o parches nuevos durante la temporada. Pero también los tenemos a la vieja escuela: títulos que se tomaron las molestias de integrar la historia en una serie de animación, la película y un juego, todo bien armado para poder darle una profundidad y un sentido a este viaje.

Una vez dicho lo anterior,  te recomiendo que veas en ese orden la serie y la película antes de adentrarte a Final Fantasy XV para conocer mejor la historia. De esta manera, notarás como algunos detalles que no parecían encajar, ahora tienen más sentido.

Todo comienza al ritmo de la canción de “Stand by me” nos podemos dar cuenta de que va toda la historia, este será “el viaje del héroe”, sobre cuatro amigos y el poder que su unión y como fortalecen los lazos durante toda la trama. Los reinos de Lucis y Niflheim están en constante lucha, hasta que por fin deciden una alianza entre ambos reinos. Sin embargo, se destapa una traición y la historia toma uno de sus primeros giros de trama y el rey de Lucis le encomienda a su hijo Noctis, que debe realizar unos encargos y llegar al lugar donde sería su boda, dando pie a una aventura sin igual para el joven.

El desarrollo de cada personaje está basado en clichés típicos de todo grupo de amigos, el fortachón, el listo, el gracioso y el serio, a pesar de lo anteriormente dicho, los personajes crecen lentamente hasta convertirse en más que solo NPC, si no en unos hermanos. Desde que ellos te curan cuando hemos caído en batalla, o cuando te acercas para darle aliento a tus compañeros abatidos, los ataques en conjunto y los momentos tan únicos que te proporciona cada uno de ellos es increíble.

Dentro del apartado gráfico, podemos decir que luce impecable, con algunos bugs menores de físicas o los típicos errores de mundo abierto, donde es común que algunas cosas parezcan que podemos atravesarlas. Los paisajes son hermosos y en muchas ocasiones, me arrebataron el aliento. Se nota el empeño que pusieron a cada estructura y zona explorable dentro del juego, aunque algo que si se nota muy mal, es su diseño de niveles el cual muchas veces no tiene demasiada lógica o terminas siempre en un punto de una pared y termines dando vueltas en círculos sin sentido alguno.

Algo que si se siente tedioso y molesto, es que a partir de que nos dejan ir libres con el vehículo hay cientos de misiones secundarias y búsquedas, pero muchos de los paisajes se encuentras vacíos y son solamente hechos para mirar. Mientras vamos en las carreteras o viajamos en Chocobo, otro de los detalles negativos es debido a que las misiones secundarias van desde “trae un tomate de Lucis”, o “tráeme un equipo de reparación de mi auto”, que solo sirven para obtener más puntos de experiencia y hacen que la historia principal se pierda o no tenga relación después de mandarnos a localizar o cazar..

Posterior a la segunda mitad del juego, las cosas se tornan muy serias y constantemente las misiones secundarias son mínimas y la historia se centra a lo cual estamos agradecidos,

Algo frustrante, es que los enemigos no te dan dinero como en cualquier RPG. Aquí hay que conseguir trabajos como misiones de caza o vender ítems que conseguimos durante las cacerías para mejorar un poco nuestro armamento o abastecer nuestras provisiones y alistarnos para el combate.

 

Un punto que me fascino fue la manera de subir niveles donde cada enemigo que vences, aporta puntos de experiencia en grupo, y para poder asimilarlos es necesario ir a descansar y compartir “experiencias con tus compañeros”. Un gran detalle acompañado de la música de “Victory Fanfare”, tono que hasta Promto tararea posterior de un combate victorioso, un gran detalle y como estos cientos más de pequeños detalles.

La curva de aprendizaje es normal y en ocasiones se convierte en una curva empinada que si no llevamos el nivel adecuado para la sección a realizar, nos obligan en algunas ocasiones a realizar entrenamiento o misiones secundarias para aumentar de nivel y obtener mejores ítems para poder pasar el área anterior.

Aunado a esto, los NPC poseen una inteligencia artificial deficiente. Cuando estamos en agonía, los compañeros no te reviven. Ee recomendamos cargar con bastantes pociones porque verás como tu avance puede ser frustrado por un monstruo muy fuerte.

El sistema de juego se puede jugar en 2 modos:

Por turnos: es cual se siento diatónico en cuanto al ritmo que conlleva el juego.

Combate en tiempo real: donde tú atacas a tu ritmo y defiendes para poder seguir en combate, el cual sigue a la perfección el ritmo del juego y es el motivo de que esta entrega sea un JRPG de acción.

Tenemos muchas armas y variedad de herramientas para facilitar los combates y van desde espadas tradicionales, cuchillos, hachas y pistolas, así como escudos y magias, depende mucho del tipo de personaje que pienses armar es la combinación que se recomienda llevar.

Por cierto es muy importante destacar el modo EOS o academia para practicar lo básico, totalmente recomendado para que los momentos de acción no se sientan como un hack and slash corriente, muchos combates conllevan a una buena estrategia para salir victorioso a pesar que el enemigo sea mucho más fuerte que nosotros, lo recomiendo encarecidamente, entrena o muere intentando, es algo frustrante al principio pero posterior comprendes el porqué del sistema nuevo de juego, muy diferente a lo que se venia viendo en los Final Fantasy anteriores, pero que va muy ad hoc al juego.

 

El soundtrack es perfecto, gracias a la legendaria Yoko Shimomura. También podemos escuchar una banda sonora con los temas de Final Fantasy de antaño en la radio de carro, además muchos guiños para los fans de la saga que se que disfrutarán enteramente, como canciones para hacer de comer, hasta temas ominosos de combate contra bestias fantásticas gigantes que hacen que todas las batallas importantes queden grabadas como el fuego en tu memoria.

 

Algunos detalles, como pantallas de carga de casi 60 seg. de duración, misiones de recadero glorificado o que desvían sin razón de la trama, son los detalles que en particular, afectan más al título. Si las historias con demasiados giros argumentales, cambios de bando, traiciones a lo japonés y el fan service no son lo tuyo, este juego no es para ti , ya que requiere mucha paciencia para poder disfrutarlo en su totalidad.

Por nuestra parte solo podemos decir que después de estos 10 años de desarrollo, cambios de director y de consola, la espera valió la pena y vemos la evolución correcta de una franquicia y que le impregna aires de frescura a la saga misma, la cual esperamos nos siga sorprendiendo en el futuro.

Good

  • Nuevo sistema de combate
  • Rejugabilidad
  • Historia del Heroe

Bad

  • Pantallas de carga eternas
  • Bugs de mundo abierto
  • Modelados de NPC secundarios
8

Great

Lost Password